La recuperación tras un entrenamiento de fuerza

Hoy vengo a hablaros de la recuperación tras un entrenamiento de fuerza Muchas personas tienen la idea de que entrenando, cuando realizas el ejercicio de fuerza, es cuando el músculo crece, y por eso piensan que cuantas más horas entrenen, más crecerá el músculo. Esto es un error y os voy a explicar por qué.

En el entrenamiento de fuerza, lo que buscamos es la hipertrofia, es decir, el aumento de masa muscular.En este entrenamiento se producen microroturas fibrilares en el músculo. Digamos que se agrieta debido a la congestión muscular.

Un ejemplo claro: un globo cuando se hincha, esas grietas que aparecen en el dibujo, pues eso es más o menos lo que le pasa al músculo. Este suceso no supone directamente el crecimiento muscular, si no que realmente cuando el músculo crece es cuando se regenera

Es decir, cuando tapamos esas grietas de las que estábamos hablando. Esto se produce cuando el cuerpo descansa y ¿cuándo es el momento en el que el cuerpo descansa mayormente? Durante el sueño, cuando dormimos. Una vez realizado entrenamiento llega el momento clave, el momento del post-entrenamiento Aquí es importante: primero, alimentarse bien. Una dieta rica en hidratos de carbono para recuperar los niveles de glucógeno; y proteína, que al fin y al cabo, son los ladrillos que construyen el músculo.

También es importante suplementarse bien: Uno de los mejores recuperadores que hay es la glutamina. Suele venir en polvo o en pastillas, aunque lo más cómodo es en polvo porque el polvo es mucho más fácil disolverlo en un poquito de agua o en un poquito de zumo

Sin embargo, las pastillas a lo mejor tenemos que tomar 4 o 5 pastillas, y termina siendo un poquito molesto, aunque da igual, en verdad hacen la misma función. Y por supuesto, descansar bien. El cuerpo necesita descansar y el descanso es como cuando los ingenieros meten un Fórmula 1 en boxes para repararlo, exactamente igual.

En definitiva, para ganar masa muscular hay que entrenar con cabeza: no entrenar más de hora y media por día y dejar un día de descanso al menos entre media de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange