Los beneficios de los aceites esenciales contra el insomnio

El insomnio es un desarreglo que padece un porcentaje cada vez más alto de la población y que frecuentemente suele hacer acto de presencia en momentos en los que estamos especialmente sometidos a la ansiedad, el estrés o los bajones emocionales. Esos momentos en los que literalmente las preocupaciones, consciente o inconscientemente, no nos dejan dormir y descansar en condiciones.

Comer sano, evitar estimulantes como la cafeína, el tabaco o el alcohol y llevar una rutina de ejercicio moderado pueden ayudarnos mucho en nuestra lucha contra el insomnio, pero tampoco está de más recurrir a algún remedio natural, como son algunos aceites esenciales, y que son una muy buena alternativa a los fármacos propiamente dichos.

La ventaja de los aceites esenciales radica en que son un tratamiento totalmente seguro y 100% natural y que, frente a los ansiolíticos o algunas pastillas para dormir, no crean ningún tipo de adicción ni provocan efectos secundarios adversos, según nos explican desde Naturmarket.es, una parafarmacia online especializada en naturopatía y productos naturales.

Ahora bien, no todos los aceites esenciales están indicados para tratar el insomnio, el estrés y la ansiedad. Los más adecuados para estos casos serían aceites esenciales como la manzanilla, el jazmín, la lavanda, la melisa, el sándalo, la mandarina,  valeriana o el azahar.

Aromaterapia, baño aromático o uso interno

Los aceites esenciales pueden usarse como aromaterapia, mediante vaporización o difusión atmosférica, o incluso podemos aplicar unas gotitas en la almohada. Podemos probar igualmente con un baño aromático relajante. O incluso también podemos emplearlos, según los casos, para uso interno. Siempre por supuesto siguiendo las recomendaciones de uso o consultando previamente con un especialista.

Cada aceite esencial tiene sus propias propiedades y, en algunos casos, el mismo aceite puede ayudarnos a tratar al mismo tiempo dos o tres tipos de desarreglos o patologías diferentes.

Por ejemplo, según nos cuentan desde Naturmarket, el aceite esencial de azahar es ligeramente sedante del sistema nervioso central, por lo que nos puede ayudar a combatir el insomnio, el nerviosismo y las palpitaciones, pero también tiene propiedades bactericidas, con lo que también es un buen aliado contra las infecciones. Y, al mismo tiempo, es un antiespasmódico que, mezclado en infusión, podemos usar en casos de dolor de estómago.

En el caso concreto del aceite esencial de azahar para tratar el insomnio, su uso más recomendado sería:

  • Para uso externo, mezclar unas gotas con aceite para hacer un masaje. O con jabón, para un baño aromático.
  • Para uso interno, añadir entre 2 y 5 gotas a una cucharadita de miel o una infusión. Y repetir el procedimiento 2 o 3 veces al día.

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de combatir el insomnio es que la televisión no será precisamente nuestra mejor aliada, aunque lo más normal cuando uno no puede dormir sea recurrir al mando y empezar a recorrer canales y más canales. Mucho mejor algo de música suave y relajante.

Y tú ¿has sufrido insomnio en alguna ocasión? ¿Cuáles han sido tus armas para combatirlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange